Últimas

4 de abril de 2018

Empresa “fantasma” confeccionó los uniformes escolares en el sexenio de Carlos Lozano.







Por Carlos Gutiérrez/ Especial Noticen. 


Aguascalientes Ags., 4 de abril.- Una empresa “fantasma”, clasificada así por el SAT, fue la proveedora de poco más de 250 mil uniformes por año, del 2012 al 2016, durante la administración del priista Carlos Lozano de la Torre.

En este periodo, fueron destinados alrededor de 200 millones de pesos a la empresa Fleximoda de Aguascaleintes S.A. de C.V., en varios contratos por adjudicación directa cuyo estatus fiscal ante el Servicio de Adminstración Tributaria, se trata de una empresa que solo ha emitido facturas si prestar los servicios que indica su registro ante Hacienda.

Una investigación de Noticen puso al descubierto esta grave irregularidad que data desde la creación de esta empresa, cuyo representante legal aparece Eduardo Domínguez Ureta, esto de acuerdo al acta constitutiva hecha en  la Notaría Pública Número 21, de la licenciada Lilien López Campiche.

Empresa Fantasma.
El pasado 12 de octubre de 2016, el Diario Oficial de la Federación (DOF) publicó un oficio en donde notificó un listado de 252 empresas “fastasma”, clasificadas así por la propia autoridad fiscal, ya que de acuerdo al seguimiento de sus actividades, emitieron comprobantes fiscales sin contar con los activos, personal, infraestructura o capacidad material para prestar los servicios o producir, comercializar o entregar los bienes que amparan con las cédulas de comprobación fiscal emitidas. 
Dicho segumiento las ubicó en el supuesto legal contemplado en el artículo 69-B del Código Fiscal de la Federación, que establece la presunción de inexistencia de la empresa como tal.
En dicho listado aparece, en la posición número 99, la empresa Fleximoda de Aguascalientes S.A. de C.V., con registro federal de contribuyentes número: FAG120112TX0 y domicilio fiscal, Calle Municipio Calvillo numero 108, Colonia Valle de Aguascalientes, que en realidad es el parque industrial Valle de Aguascalientes, con código postal 20358 del municipio de San Francisco de los Romo, Aguascalientes.  Cabe destacar que dicho domicilio en realidad corresponde a la empresa Super Lavandería del Centro S.A. de C.V.

Jugosos negocios con los uniformes escolares.
La  empresa, cuya fecha de constitución es la del 12 de enero del 2012, obtuvo varios contratos de gobierno del estado de Aguasclaientes, siendo los más cuantiosos, los de los uniformes escolares, a razón de cinco en el sexenio de cuando menos 40 millones de pesos cada uno, para la fabricación de un millón 250 mil uniformes en total para alumnos de educación básica, ello entre los años 2012 al 2016.
Estos contratos significaron la erogación de recursos públicos de poco más de 200 millones de pesos entregados a una empresa que ahora se sabe, no existe.
En los casos de los contratos IEA.DJ.CONT.0003/2015, por 41 millones de pesos y el número  IEA.DJ.CONT.036/2016, por 40 millones de pesos, y que fueron liquidados puntualmente conforme a un calendario de pagos, se establecieron los acuerdos comerciales con una persona de nombre Eduardo Dominguez Urieta, quien se ostentó como  representante legal y para ello, presentó al IEA el acta constitutiva de la empresa número 14,223 de fecha 12 de enero de 2012, pasada ante la fe de la notaría pública número 21, Lilien López Campiche de la ciudad de Aguascalientes.

Violación a la Ley de Adquisiciones y Servicios.
En octubre de 2015, cuando Carlos Lozano de la Torre aún era gobernador, la Secretaría de Turismo de Gobierno del Estado de Aguascalientes dio un contrato por adjudicación directa a la empresa Fleximoda de Aguascalientes S.A. de C.V. por un monto de 723 mil 289 pesos, a pesar de no cumplir con los requerimientos que establece la  Ley de Adquisiciones y Servicios del Estado de Aguascalientes.
Dicho ordenamiento establece, en su articulo 26, los supuestos por los que se debe resindir contratos y uno de ellos dice que, el negarse a ser inspeccionada la empresa o bien, al detectarse flasedad en las declaraciones del contrato, deberá dar por terminado el contrato con las implicaciones legales que ello implique. 
En ninguno de los casos del Instituto de Educación de Aguascalientes ni en el de la Secretaría de Turismo, se cumplió con el referido ordenamiento.










« Previo
Siguiente »

No hay comentarios

Publicar un comentario