Últimas

9 de noviembre de 2017

Desde una cuenta secreta, el IEA transfirió 7 MDP al Cendi Sierra Fría y se volvieron humo 20 MDP más.





Aguascalientes Ags., 9 de noviembre.- Desde una cuenta oculta a la contabilidad oficial del Instituto de Educación de Aguascalientes (IEA), fueron transferidos, de febrero a noviembre del 2016, un total de 7 millones de pesos a la Asociación de Educación Inicial Sierra Fría, ligada al controvertido dirigente estatal del PT, Héctor Quiroz García. 

Esta entrega de recursos se realizó al margen de la reglamentación administrativa que regula el ejercicio presupuestal, y sin haber un convenio de por medio en donde se facultara al IEA a trasferir recursos a dicha escuela privada.

De acuerdo a la observación número 15 de la auditoría practicada por el Órgano Superior de Fiscalización a las cuentas públicas de los tres últimos trimestres del 2016,   se establece como una irregularidad el que la cuenta Banorte número 0470720781, “que no está registrada en la contabilidad del Instituto” se hubieran realizado un total de seis transferencias por un monto de 7 millones de pesos a  una institución que no contaba con convenio alguno.

La irregularidad más grave señalada por el auditor es el que,  el IEA hubiera estado manejando al margen de su contabilidad, recursos federales  provenientes del Programa Presupuestario U031 para el Fortalecimiento de la Educación Temprana. El OSF explica en su reporte de auditoría que el Gobierno del Estado, con base a un convenio de colaboración con la SEP, recibió  25 millones de pesos que fueron a dar inicialmente a la Secretaría de Fianzas (SEFI) y ésta a su vez, los transfirió al IEA, específicamente a la cuenta bancaria irregular manejada por el IEA, el 16 de diciembre del 2016. De origen, dicho recurso federal debió  destinarse al financiamiento de actividades de remozamiento de espacios educativos y para el apoyo a CENDIS.

Sin embargo, de acuerdo a la observación de la auditoría, los recursos canalizados al CENDI Sierra Fría, ya habían sido transferidos con antelación en seis ministraciones, a partir del mes de febrero, y para ello, de forma indebida, el IEA prestó los recursos y luego los repuso cuando la propia SEFI trasladó los 25 millones a esa cuenta “fantasma” de la que se desconoce mayores datos.

En sus observaciones, el OFS consigna además que de esa cuenta no relacionada como oficial y administrada por el IEA, salieron 20 millones de pesos, de los cuales, se desconoce a dónde fueron a parar, porque no hay respaldo documental que explique cuál o cuáles fueron los programas a los que fueron aplicados.





« Previo
Siguiente »

No hay comentarios

Publicar un comentario