Últimas

2 de junio de 2018

Vinculan a candidato lozanista de MORENA en quebranto por 626.6 millones de pesos; estaría protegido por MOS





Por Carlos Gutiérrez/Noticen. 

Aguascalientes Ags., 2 de junio.- A veces, las cosas no son lo que parecen, y menos en política.
Hoy sabemos, que sólo una de las 51 carpetas de investigación que la Fiscalía especializada en Combate a la Corrupción acepta tener, representa un quebranto al erario público por 626.6 millones de pesos, con responsabilidad, entre otros, del actual candidato de MORENA al primer distrito federal, Rafael Calderón Zamarripa, de su exjefe, Guillermo Alejandro Saúl Rivera, ex titular de INAGUA, y una media docena de funcionarios del exgobernador priista Carlos Lozano de la Torre.
Hoy, ese grupo ex funcionarios lozanistas gozan de la protección de  la actual administración, mediante un presunto acuerdo de impunidad, de modo que, no obstante que las investigaciones de la mayor parte de esos expedientes ya concluyeron desde hace varios meses, la Fiscalía General del Estado mantiene las Carpetas de Investigación sin la actuación debida y sin sanción a los responsables. 

La Historia
De acuerdo a la Carpeta de Investigación número 01/2017, de la que Noticen tiene copia,  la entonces Secretaría de Fiscalización y Rendición de Cuentas (SEFIRECU) logró acreditar la responsabilidad en el daño patrimonial por 626 millones 698 mil 258 pesos con 98 centavos, al extitular del Instituto del Agua (INAGUA), Guillermo Alejandro Saúl Rivera y de Rafael Calderón Zamarripa, actual candidato de MORENA por el distrito 1, y operador financiero de Carlos Lozano de la Torre en el apoyo a candidatos y líderes políticos de diversos partidos a favor del hijo del ex mandatario, Carlos Lozano Rivera Río, quien compite por las siglas del PRI en el distrito 2 federal.
Junto con los exfuncionarios mencionados, aparecen también algunos nombres como el de Adrián Antonio Díaz Amaro, ex director de planeación y control financiero del INAGUA; San Juana Micaela Sánchez Esparza, ex directora jurídica; Miguel García Alonso Río, Jefe del Departamento de Construcción; Jesús Bernal Bocanegra, supervisor de obra, entre otros, a quienes la Fiscalía investiga en el multimillonario quebranto.

El quebranto
Los hechos que motivaron la Carpeta de Investigación 01/2017 se desprenden luego de una revisión al programa de Tratamiento de Aguas Residuales PROSAN 2016, en donde el INAGUA, de forma indebida, otorgó sin respetar la ley, un contrato para la obra “Reingeniería y Rehabilitación  de la Planta de Tratamiento de Aguas Residuales de la Ciudad, tercera etapa”, asignada con el contrato número LO-2014-N59 del 31 de octubre de 2014, adjudicado a la empresa Operadora de Ecosistemas SA de CV por un importe  de 626 millones 698 mil 258.98 pesos, con un periodo de ejecución del 31 de octubre de 2014 al 3 de mayo de 2017 y que abarcó más de un ejercicio presupuestal.
Ante las evidentes irregularidades, ya en el periodo de Martín Orozco Sandoval, el Instituto del Agua, mediante el oficio A000/A010/2140-2017, de 3 de julio del mismo año, solicitó analizar los precios unitarios contratados y los volúmenes de obra. La SEFIRCU a su vez, solicitó, el 11 de julio del 2017, apoyo a la Secretaría de Infraestructura y Comunicaciones del Estado, el análisis de 1,099 tarjetas de precios y análisis de costos. Mediante oficio 321/2017, la SICOM respondió: “se encontraron tarjetas de precios unitarios con número de clave diferente, con las mismas descripciones y precio unitario para cada tarjeta”.
Las observaciones realizadas por el personal, se resumen en que: no se indican modelos y marcas de los equipos; no se describen totalmente los trabajos, por lo que no se pueden determinar tiempos de ejecución; falta de descripción y características de los equipos y conceptos a suministrar; el costo de los insumos es excedente” irregularidades que sumadas a otra serie de observaciones técnicas, de acuerdo a la Ley de Obras Públicas, esta obra no debió de haberse adjudicado a la empresa mencionada.
Finalmente, los dictámenes técnicos de las auditorías arrojaron un dato contundente: “Se constató que el INAGUA adjudicó indebidamente el contrato por 626 millones 698 mil 258.98 pesos, ya que recibió dentro de la propuesta técnica presentada por el contratista, para la adjudicación de la obra, documentación que carece de una justificación adecuada, precios de insumos y materiales considerablemente fuera de precios de mercado vigentes e información insuficiente la cual imposibilita determinar su solvencia y asegurar mejores condiciones para el Estado motivo por el cual ducha propuesta debió ser desechada…”

El Encubrimiento
Durante los primeros meses de la gestión de Martín Orozco, fue reiterativo de que en el tema de las auditorías a su antecesor llegarían “tope donde tope”, “así sea el mismo Carlos Lozano, mi administración no será tapadera de nadie” repetía el recién desempacado gobernador, quien incluso, accedió a que su primer Auditor General de la SEFIRECU, Miguel Ángel Martínez Berumen, se lo impusieran la Coparmex y otros organismos agrupados en el Comité Ciudadano Anticorrupción.
Los meses pasaron, las preguntas al mandatario eran las mismas: ¿qué resultados hay de las auditorías?, mientras que las respuestas se repetían también: “se están integrando las carpetas y quiero ser cuidadoso para que que por temas mediáticos, no se nos vayan a caer las investigaciones”, eran las expresiones entre reporteros y gobernador a la hora de hablar de corrupción del anterior sexenio.
Ahora se sabe que, de las 51 carpetas de investigación en igual número de asuntos y que involucran a decenas de exfuncionarios y al propio exgobernador Carlos Lozano, algunas de ellas concluyeron desde el año pasado sin embargo, inexplicablemente, se ha tendido un especie de manto protector que brinda impunidad en casos como el del INAGUA.
En este encubrimiento, Carlos Lozano estaría asegurando la tranquilidad para los próximos años, al no ser llamado a cuentas, mientras que la motivación del actual gobernador es la de, tender un puente efectivo con el Lopezobradorismo, ya con un pie en Los Pinos, vía Carlos Lozano-Ricardo Monreal, además de algunos otros beneficios y dividendos que producen cuando un exgobernador pacta con su sucesor.
Pero el dinero no es el único móvil en este momento. La motivación de Martin Orozco es aprovechar la coyuntura para tratar de despejarle el camino a la alcaldía, a la actual candidata al Senado, Martha Márquez para que sea la próxima alcaldesa.
Para lograr esto, es necesario, en la lógica del mandatario, descarrilar a Leonardo Montañez, candidato del PAN en el segundo distrito, cuyo contendiente es nada más y nada menos que el hijo del ex gobernador; Carlos Lozano Rivera Río. Ambos socios ya trabajan en ello.
El otro objetivo visible es el de bloquear a personajes con posibilidades de llegar a la presidencia municipal el próximo año, comenzando por la más fuerte: Tere Jiménez y siguiendo con importantes grupos como el del senador Fernando Herrera. El plan está en marcha.
Por el lado de Carlos Lozano, su motivación es la de hacer ganar a su vástago y para ello, ha establecido alianzas con el PAN de Martín Orozco y con MORENA, de Ricardo Monreal. En el camino, no tendrá empacho en volver a traicionar a Lorena Martínez, porque sus apoyos se están yendo a la fórmula de Morena, en esta estrategia se explica, en gran medida, el crecimiento de AMLO en Aguascalientes, a costa de mandar al sótano de las encuestas, a quien debería ser su prioridad presidencial: José Antonio Meade.

El Cinismo en su máxima expresión.
El viernes 1 de junio, por la mañana, José Luis Morales, en una mesa de análisis con los periodistas Mario Cesar Macías y Rodolfo Franco, destapó la cloaca del INAGUA y vertió la esencia del quebranto de los 626.6 millones con responsabilidad compartida de Rafael Calderón Zamarripa, candidato de MORENA al primer distrito.
Por la tarde, Andrés Manuel López Obrador, realizó una gira en Aguascalientes y fue recibido por su anfitrión: el candidato morenista Calderón Zamarripa, quien lo condujo al templete en donde se llevó a cabo el mitin, en el municipio de Jesús María.
En el inter, trascendió que el propio candidato presidencial recibió la queja de los señalamientos concretos hechos por la SEFIRECU y la Carpeta de Investigación que lo vincula a este quebranto millonario, para lo cual, el tabasqueño soltó  una sencilla, contra, lacónica y frívola respuesta: “Rafa, vas a ganar”, sin importarle que su candidato al primer distrito, se sume a una legión de abanderados de MORENA vinculados a procesos por corrupción, algo que asegura acabará tan pronto él llegue a la silla presidencial.

Los documentos: 











« Previo
Siguiente »

No hay comentarios

Publicar un comentario