Aguascalientes Ags., 12 de noviembre.- Además de los burdos desvíos generados en el IEA en los dos últimos meses de la gestión de Carlos Lozano de la Torre, el INAGUA no se quedó atrás y el saqueo fue descomunal.

Pago millonarios por obras “fantasmas”, simulación de servicios y mantenimiento de pozos, el “extravío” de maquinaria de perforación, asignación de obra sin respetar la Ley de Obra Pública, todo ello en conjunto representó un boquete de 33 millones 617 mil 370 pesos que deberán ser reintegrados al erario público.

 De acuerdo a la auditoría del ejercicio presupuestal del último trimestre del 2016, por lo que respecta al INAGUA, el Órgano Superior de Fiscalización reveló detalles de la forma en cómo fue saqueada la dependencia y en su reporte entregado a los diputados de la Comisión de Vigilancia se da cuenta de que, del expediente unitario PDE-0090/16 con el Vo.Bo. 0441/16, correspondientes a Trabajos Extraordinarios de Rehabilitación y Reparación de la Planta de tratamiento de VNSA, Primera Etapa 2016, se desprendió que, fueron pagados de manera irregular la cantidad de 25 millones 241 mil 495 pesos a una empresa que fue invitada a participar apenas el día 23 de noviembre para hacerse cargo de la mencionada obra -de la que no existe evidencia de su ejecución-.

A la empresa, de la que no viene su nombre en el reporte, le fueron pagados, por instrucciones del director general del INAGUA, Guillermo Saúl Rivera, 25 millones 241 mil 495 pesos en dos emisiones, la primera el 24 de noviembre, es decir, al día siguiente de que le fue asignada la obra, y el segundo pago, el 29 de noviembre, a unas horas de que concluyera la administración.   En menos de una semana, se liquidó cerca del 95% del monto total acordado, sin que hubiera documentado algún avance de obra.

Pero eso no fue todo. EL OSF observó que, por el monto ejercido, dicha obra debió de haber pasado por una licitación, ya que por las características, el monto máximo que contemplan las obras por invitación, no deben superar un millón 119 mil 400 pesos, lo que dicha obra superó ese límite en 22 veces más el límite.

Otra de las irregularidades encontradas fue la del extravío de la maquinaria de perforación, concretamente, cuatro perforadoras de pozos y una bomba de lodos, de las que nadie supo su paradero, al menos durante todo el 2016, y que, puntualmente fueron depositadas en el patio de maquinaria el día 30 de noviembre, según consta en la bitácora de movimientos en patio del INAGUA.

Se trata de la maquinaria: Perforadora GARDNER DENVER 2000, con número de serie 204317; Bomba de lodos GARDNER DENVER sin número de serie; Perforadora SPEED STAR número de serio B-222-1; Perforadora WILSSAN número de serie 2762471 y una Perforadora más, IDECO, número de serie BC260.

Dicho equipo se desconoce la fecha en la que salió del INAGUA, su paradero, las obras que realizó, debido a que no existe  información documental que ampare el uso que se le dio.

En cambio,  dicho equipo acusa un inexplicable desgaste y la falta de cuando menos 20 piezas y herramienta importante para su operación. En el reporte del OSF se establece que, por el consumo de combustible que se generó para su operación, que fue prácticamente nulo, no debió de haberse desgastado ese equipo.

En contraste, mientras que ese equipo no estuvo al servicio del INAGUA, el instituto tuvo que pagar a empresas privadas para realizar trabajos de perforación, a pesar de que técnicamente siempre estuvo en posibilidades de hacer ese tipo de trabajos.  

Se desconoce todo acerca del uso, desgaste, descompostura y falta de piezas que acusa dicha maquinaria, sin que se establezca un monto de los daños, porque eso quedará a cargo de la acciones resarcitorias que se deberán emprender para recuperar el daño al patrimonio público.





Noticen.com.mx

Noticen.com.mx

Las noticias más importantes de Aguascalientes, con el particular y efectivo estilo de Carlos Gutiérrez.

Post A Comment:

0 comments: