MARTÍN OROZCO ¿PERSEGUIDO POLÍTICO?

Especial/ Noticen

Por Carlos Gutiérrez


30 de noviembre de 2023. 

 

El exgobernador Martín Orozco Sandoval, sobre quien pesa una sentencia condenatoria por corrupción por hechos ocurridos cuando fue Presidente Municipal de Aguascalientes en 2007, afirma ser víctima política de la gobernadora Tere Jiménez, sin embargo, ¿qué tanto es verdad lo que él asegura? ¿Por qué una jueza lo halló culpable de los delitos de uso indebido del servicio público y tráfico de influencias?

 

Aquí algunas consideraciones valoradas por la jueza Irma Reyes de Luna en un juicio que duró 14 años y que apenas el 23 de noviembre pasado fue dictada sentencia condenatoria por los delitos ya señalados y por los que se le condenó a cuatro años de prisión, a tres años de inhabilitación para ocupar cargo público, al pago de una multa de 7,140 pesos y la reparación del daño al ayuntamiento por 2 millones 263 mil 814 pesos en efectivo, sentencia que será recurrida según el abogado defensor Julio Serna.

 

Esta es la historia del segundo gobernador sentenciado por corrupción en la historia política de Aguascalientes.

 

De acuerdo con testimonios que obran en el expediente 0166/2021 de poco más de 14,000 fojas y de la propia sentencia a la que Noticen tuvo acceso, los hechos por los que fue condenado el exmandatario se sitúan en una breve línea del tiempo de entre mayo y noviembre de 2007, es decir, a pocos meses de concluir su mandato de tres años como el cuarto presidente municipal de extracción panista, cuando de manera deliberada, abusando del poder y traficando sus influencias, logró comprar un terreno de 1,336.9 metros cuadrados que de origen fue propiedad del municipio.

 

En mayo de 2007, diez integrantes de la familia Báez Franco, propietarias de un predio rústico de 240,967 metros cuadrados que colinda con el Relleno Sanitario de San Nicolás, en Cañada Honda, buscaron vender el terreno sabiendo que el municipio estaba interesado en comprarlo para ampliar la zona de confinamiento de residuos de aquel lugar.

 

Así entraron en contacto con funcionarios municipales identificando a Gabriel Ochoa Amador, entonces Director de Gobernación y al propio Martín Orozco, a quien reconocieron como el Presidente municipal. 


La familia expuso su interés por vender el predio en cuestión y a cambio recibieron una contrapropuesta: permutar su predio por cuatro terrenos ubicados en la ciudad, superando en valor los 4 millones que pretendían obtener con la venta de su predio. Accedieron.

 

En octubre de ese mismo año, concretamente el 10 de octubre, el Cabildo celebró una sesión extraordinaria en donde fue aprobado por los regidores la permuta del predio rústico aledaño a San Nicolás a cambio de cuatro terrenos cuyo uso de suelo en ese momento era baldío: El primero -que adquirió Martín Orozco, y que identificaremos para fines prácticos como  “Predio Benavides”- corresponde a una fracción de la manzana 7, del fraccionamiento Periodistas de 1,226.9 metros cuadrados con valor catastral de 267,338 pesos y valor comercial al momento de la compra-venta de 1 millón 270 mil 093 pesos.

 

El segundo predio de los tres restantes -todos fueron vendidos a terceros cuyos compradores fueron conseguidos por el propio Martín Orozco, según obra en el expediente-, está ubicado en la manzana 65 de Santa Anita IV sección con valor catastral de 257,196 y valor comercial de 1 millón 607 mil 475 pesos; el tercero está ubicado en la manzana 74 del fraccionamiento Guadalupe Peralta con una superficie de 2,153 metros cuadrados con valor catastral de 387,558 y valor comercial de 2 millones 045 mil 445 pesos en tanto que el cuarto, está ubicado en la manzana 29 del fraccionamiento Villas de Nuestra Señora de la Asunción, con una superficie de 1,990 metros cuadrados con valor catastral de 410,814 y valor comercial de 1 millón 951 mil 366 pesos.

 

Cabe destacar que, dado que el propio Martín Orozco les externó su interés en comprar uno de los cuatro terrenos y que las pretensiones de los permutantes era tener el dinero de forma íntegra por la venta de los cuatro predios a fin de repartirse en partes iguales entre diez vendedores, el propio exalcalde convino con ellos que él conseguiría a los demás compradores para que recibieran el total de la venta de las cuatro propiedades como era su interés.

 

A TODA VELOCIDAD.

 

En una serie de hechos que se cierran al periodo de entre el 10 de octubre y el 9 de noviembre de 2007, es decir, en un breve lapso de 29 días, Martín Orozco armó su negocio.

 

El 10 de octubre, Martín Orozco apura al Cabildo para aprobar la permuta del predio cercano al relleno sanitario a cambio de cuatro predios para uso baldío en la ciudad de Aguascalientes.

 

El 26 de octubre, se crea la Sociedad Civil denominada Fruideo cuyo representante legal era Martín Orozco Sandoval y se protocolizó con un capital contable de 100 mil pesos. 


Además del entonces presidente municipal, figuraron como socios su esposa y dos hijos, menores de edad, asociación civil de la que días después salieron 1 millón 270 mil pesos para comprar a la familia Báez Franco el predio Benavides.

 

El 30 de octubre, Martín Orozco por interpósita persona, promovió y obtuvo en un sólo día el cambio de uso de suelo de los cuatro predios en una acción relámpago cuyo trámite formal, con fines de aseguramiento de que la documentación esté en completo orden se lleva no menos de 10 días; este trámite en lo específico se llevó un solo día y fue expedido por Javier Olivares Macías, ex Director de Control Urbano y por Ma. Elena Martínez Cabral, ex Jefa del Departamento de Uso de Suelo de la propia Presidencia municipal gobernada por Martín Orozco.

 

Así, el uso de suelo de los cuatro terrenos pasó de ser baldío a comercial y de servicios, acto que en automático duplicó su valor de mercado de acuerdo con los testimonios dados en el juicio por Amanda Pérez González, especialista en avalúos que intervino en el juicio con su testimonio como experta inmobiliaria.

 

Un día después, el 31 de octubre, ante el notario número 11, Javier González Ramírez, se concretó la permuta que apenas el 10 de octubre había autorizado el Cabildo. 


En las oficinas del notario público, escogido por el propio Martín Orozco, los permutantes firmaron el acta correspondiente, concretando así el intercambio de propiedades.

 

Siete días después, el 7 de noviembre, a pocos días de dejar el cargo, ante el mismo notario, la familia Báez Franco, vende los cuatro predios, el terreno Benavides que adquirió Fuideo SC, siendo representante legal Martín Orozco, así como los otros tres predios, cuyos compradores fueron contactados por el entonces alcalde y que, de acuerdo con las declaraciones de varios integrantes de la familia vendedora, el propio Martín Orozco habría comprado la totalidad de los terrenos aunque a la sesión de derechos acudieron personas diferentes y pagaron con cheques de diferente origen.

 

En declaraciones, integrantes de la familia Báez Franco expresaron que, uno a uno, los compradores fueron pasando a la sala en la notaría pública número 11 en donde se encontraban realizando los actos de dominio y que el primero que ingresó fue Martín Orozco, quien firmó el acta correspondiente para la compra de uno de los terrenos, después de él, entraron otros tres compradores, quienes firmaron las actas correspondientes pero que, en los cuatro casos, los cheques que recibieron se los entregó de manos el propio notario público quien ya tenía en su poder dichos documentos bancarios.

 

El mismo día en que Martín Orozco adquirió uno de los predios permutados ante el notario público Javier González Ramírez, es decir, el 7 de noviembre, también se protocolizó el contrato de arrendamiento mediante el cual, la nueva adquisición de Orozco Sandoval fue arrendada a Farmacias Benavides S. A. B. de C.V., para lo cual comparecieron Fernando Miguel Benavides Sauceda y Mario Perales Juárez, ambos representantes legales de dicha empresa para formalizar dicha operación.

 

El contrato de arrendamiento establece el uso del terreno propiedad de Martín Orozco a través de Fruideo a cambio de una renta fija mensual de 38 mil pesos en un plazo no menor a cinco años. Efectivamente, en pocos días, el terreno baldío convertido en terreno para uso comercial fue rentado comenzando a tener utilidades de forma inmediata para el ex presidente municipal.

 

Estos hechos fueron valorados por la jueza Irma Reyes de Luna y por el Secretario de Acuerdos, José Guadalupe Tovar Esparza para concluir que la actuación de Martín Orozco Sandoval fue delictuosa y por la que mereció la sentencia de culpabilidad.

 

En el desarrollo del juicio, la Fiscalía logró acreditar ante la jueza los delitos de Uso indebido del servicio público y Tráfico de influencias, al exceder de sus facultades como presidente municipal y al conseguir un beneficio para la familia Báez Franco quienes aseguraron en sus declaraciones no haber realizado trámite alguno ni haber acudido a las oficinas municipales para el cambio de uso de suelo ya que todo quedó a cargo de Martín Orozco.

 

Además, se observó como irregularidad grave que, en el acta de cabildo de 10 de octubre en la que se autorizó la permuta del terreno de San Nicolás por cuatro predios de uso baldío, pero cuando se concretó la permuta, los predios ya habían cambiado el uso de suelo al pasar a ser terrenos para uso comercial y de servicios, algo que las y los regidores no aprobaron, excediéndose en sus funciones el entonces alcalde.

 

Martín Orozco Sandoval, ¿Perseguido político o delincuente?

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 


Noticen.com.mx

Noticen.com.mx

Las noticias más importantes de Aguascalientes, con el particular y efectivo estilo de Carlos Gutiérrez.

Post A Comment:

0 comments: